6 Comentarios

Marina, qué abrazo leerte. Justo acabo de regresar de ir a reconectar con la familia, huyendo sin saber que huía de mi propio diálogo interior que sostengo en mi diario andar... y me identifico con estas realizaciones que cuentas.

Creo que el acto de resistir, cuando empezamos a teorizarlo y planearlo, empieza a volverse otra carga más, otra máscara más.

Yo me encuentro dejando que ese acto de resistir se moldee solo día a día, con pequeñas acciones, unas constantes, otras efímeras, pero que me recuerden a qué me resisto y qué quiero, sin volverse una nueva postura y un nuevo rol más, porque estamos exhaustas de roles y posturas.

Nos vemos en julio en el club de Andrea Muriel :D y espero pronto poder ser parte del Club Índigo, me hace una ilusión tremenda.

Expand full comment
author

Hola Mafer! Gracias por compartirnos tu visión. Estoy súper de acuerdo con que todo se puede volver una carga autoimpuesta, hasta la resistencia, hasta el descanso. ¿Cómo hemos llegado a crear identidades tan autoexigentes y guiadas por la culpa? Ojalá hubiera una sola respuesta para eso. Te mando un abrazo y pronto nos vemos!!

Expand full comment

En un proceso similar, recordando un verano denla infancia como registro, invitándome a descansar de verdad 🧡 que placentero suena los días de sofá, libros y poco más.

Expand full comment
author

El verano de la infancia como territorio paraíso al que siempre regresar con pequeños gestos, con la imaginación 💕

Expand full comment

Sí, por suerte tenemos esos registros sensoriales que perviven y persisten el paso del tiempo ♡

Expand full comment

Ay, Marina. Sintonizo mucho con esa demonización del 'no hacer nada', de mirar las musarañas y dejarse pasar las horas. Me he acordado de un viaje a Marruecos y un hombre de edad indefinida sentado en una piedra a kms de todo. Y preguntarme, ¿pero qué hace ahí?. Hay una sabiduría ancestral en la contemplación que hoy nos inquieta y asusta, un algo negativo por improductivo ( en el sentido mas industril del término ) en nuestro concepto del aburrimiento. Pero en la contemplación del mundo y el paso del tiempo hay un poder de creación inmenso, y está ahí para quienes nos permitimos desenchufarnos de esta sociedad frenética y conectarnos con nuestro ser. Es tierra fértil, con un jardín de ideas y abono infinito para la creatividad. Yo me lo permito cada vez con más frecuencia,y el problema es que es adictivo 🤣😅. Gracias por esta bella reflexión🙏

Expand full comment